miércoles, septiembre 25, 2013


Se estrenó -sin grandes expectativas- en EE.UU. en un importante fin de semana festivo de septiembre, cuando una gran audiencia acude a las salas. Esos días las miradas de los expertos estaban puestas en varios títulos estadounidenses, sin embargo fue la mexicana "Instructions not included" (“No se aceptan devoluciones") la que arrasó con la taquilla sorprendiendo a los conocedores.

La cinta del director y actor mexicano, Eugenio Derbez, impactó con un debut que dejó US$10,4 millones de recaudación. Quizá la suma no parezca impactante, si no fuera porque la película se proyectó en menos de 350 cines en el país.

Películas mexicanasCon esas cifras, se consagró como el mejor estreno de una película en español en el país y el tercer mejor estreno de una cinta en idioma extranjero de todos los tiempos.

Pero el éxito no paró.

A punto de cumplir su cuarto fin de semana en cartelera y con el pasar de boca en boca entre los asistentes, la cinta ha superado los US$28 millones, colocándose entre las cintas más vistas en español junto a "Como agua para chocolate" y "El laberinto del Fauno".

Basta decir que obtuvo un raro grado A+ de CinemaScore –una estricta calificación que generalmente predice un éxito de taquilla.

Boca en boca

El éxito de la cinta -filmada con un presupuesto de US$5 millones- sorprendió a las publicaciones especializadas en cine que dedicaron páginas y amplias entrevistas a su director y a la distribuidora Pantelion Films (una empresa de Lionsgate y el grupo Televisa).

Hasta ahora ninguna película mexicana había superado el éxito de la conocida cinta de Sergio Arau "Como agua para chocolate" desde su estreno en 1992.

La película de realismo mágico -basada en la exitosa novela de Laura Esquivel- ha sido durante años una referencia al hablar de cine mexicano en el extranjero, al haber recaudado más de US$21 millones, según las cifras de Box Office Mojo.

Un reporte del crítico de cine Ray Subers de esa publicación vaticinó que "Instructions not included " podría superar los US$35 millones e incluso alcanzar a "El laberinto del Fauno", una coproducción México-España, que en su momento recaudó US$37.64 millones lo que aún la mantiene como la película de habla hispana más taquillera de EE.UU..

Con estos números detrás, Derbez no tardó en ser entrevistado en programas como Larry King y Jimmy Fallon, consagrando así lo que él llamo en varias ocasiones su crossover.

Audiencia hispana

Llama la atención que de las críticas publicadas, pocas analizan la trama de la película como en cambio lo hacen con el impacto en taquilla y los elementos que la convirtieron en un fenómeno que rebasó la identidad cultural de la audiencia.

Para el público estadounidense, Derbez es casi un desconocido: tiene apenas una participación en "Jack & Jill" con Adam Sandler, otra en la serie "¡Rob!" de Rob Schneider y una corta temporada en Broadway. Pero por el contrario, se trata de una cara familiar para la mayoría del publico hispano.

Sus programas de comedia se han transmitido durante años por la cadena hispana Univision, su boda con otra actriz fue televisada en horario estelar y semanas antes del estreno, se llevó a cabo una intensa campaña de publicidad en los medios en español.

Esto y las referencias que atañen directamente al público latino -la historia un mexicano que cruza ilegalmente la frontera a EE.UU.- le garantizó en buena parte la atención de la audiencia hispana.

Un número nada despreciable pues tan sólo el año pasado, según un estudio de Nielsen, compró la cuarta parte de la taquilla.

El secreto del éxito

Según la revista Entretainment Weekly, el lanzamiento en EE.UU. antes que en México (en donde estrenó este viernes) para evitar la piratería, ayudó a fortalecer su recibimiento.

Pero la mayor incógnita es el que la cinta haya conquistado al público estadounidense -ese que no está acostumbrado a ver películas en idioma extranjero y con subtítulos.

Derbez tiene una respuesta para ello.

El director ha confesado que su intención al escribir la cinta fue tocar un tema "universal" y lo logró con un enternecedor melodrama clásico que narra la historia de amor entre un padre y su hija, cuando ésta viene abandonada en la puerta de su casa.

No por nada, ha hecho continuas referencias a la cinta ganadora del Oscar, "La vida es bella" del italiano Roberto Benigni en la que se inspiró para alcanzar a un público al que no tenía acceso.

"Después de ver la película me dije 'Tengo que hacer algo como esto, con una trama diferente pero el mismo corazón'. Así que empecé a escribir una bella historia -una historia de amor entre un padre y su hija- y finalmente encontré el equilibrio después de 12 años".

Al igual que los críticos y los expertos, el actor no deja de mostrarse sorprendido en Twitter por el éxito obtenido con su cinta. Quizá lo único previsible de la película -contada mitad en inglés y mitad en español- es el conmovedor final.// BBC (UK)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido. Así que...