lunes, diciembre 26, 2011

14:57

España siempre ha sido una cantera de dibujantes de prestigio internacional, pero este año el mérito se ha hecho más patente que nunca. La presencia, y, lo que es mejor, la alta calidad española en dibujo y guión en todos los ámbitos del cómic (europeo, americano, manga, humor...) les han hecho merecedores de estar entre los mejores cómic del año. La conciencia social también ha marcado este 2011.

El arte de volar (A. Altarriba / Kim). A modo de catarsis, Altarriba volcó su inquina por la muerte de su padre en una obra que ha sido Premio Nacional de Cómic, ha recibido tres galardones del Salón del Cómic de Barcelona y está nominada al Festival de Angoulême.

Fraternity (J. D. Canales / J. L. Munuera). Con un magistral dibujo de Munuera, más cercano al cine que al cómic, Canales desarrolla una intrigante historia sobre un pueblo utópico de la Norteamérica de 1863.

Curiosity Shop (Martin / Valero). Teresa Valero, mujer de Juan Díaz Canales, y Monste Martin, ganadora del premio al autor revelación de Expocómic 2011, abren paso a las mujeres en el cómic europeo con este álbum por el que los franceses apostaron fuerte.

Ultimate Thor (Carlos Pacheco). El autor gaditano, premio al mejor dibujante nacional de Expocómic 2011, es ya decano en Marvel, y lo demuestra con esta puesta a punto del dios del trueno (que sirvió de referencia para la película del superhéroe) y otra que está en camino, Regenesis de los X-Men.

15M Voces de una revolución (L. Fuentes / P. Clarey). Es el más gráfico y visual de los distintos cómics que han aparecido este año sobre el movimiento de los indignados, entre los que cabe destacar el álbum precursor: Fagocitosis, de Marcos Prior y Danide.

Eros Psique (María Llovet). Con una técnica minimalista en blanco y negro y escasos diálogos, la artista catalana logra transmitir en este manga la emoción contenida de una historia de amor entre dos alumnas de un internado.

Habibi (Craig Thompson). Toda la crítica se ha puesto de acuerdo en alabar esta obra de 672 páginas que narra la relación entre un niño y una niña nacidos para ser esclavos, con el trasfondo del folclore árabe.

Arzak, el vigilante (Moebius). El personaje más enigmático de Giraud habla por fin en este regreso, tras décadas de ausencia. La trama no aporta gran cosa, pero el placer de sus ilustraciones lo compensa todo.

Blake y Mortimer: La maldición de los 30 denarios/2 (A. Aubin, J. Van Hamme). La última entrega de esta serie creada por Edgar P. Jacobs ha sido un fenómeno en Francia y _Bélgica, donde se vendieron 600.000 ejemplares, situándose en el top de libros más vendidos.

El caballero errante (B. Avery / M. S. Miller). Gran año para George R. R. Martin: las adaptaciones de sus obras El caballero errante y El caballero leal, precuelas de Juego de tronos, han tenido una excelente acogida y su manofactura es más que satisfactoria. Lo mismo puede decirse de Sueño del Fevre, basada en una novela vampírica de Martin e ilustrada por el español Rafa López.

La revelación...

Españistán (Aleix Saló). Comenzó siendo un vídeo satírico sobre la situación de crisis en España que arrasó  en YouTube. Como cómic ha sido un fenómeno de ventas. Tras el sarcasmo, yace un análisis realista.

El fiasco

Neonomicón (Alan Moore). Se esperaba más, mucho más, de este homenaje a Lovecraft por parte del autor de From Hell, Watchmen o V de Vendetta. El mago de Northampton se pierde en una historia policial «floja», según la crítica.// 20minutos.es


0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido. Así que...